¿Es bueno comer mientras trabajas?

0
356

Trabajar desde casa y hacer el famoso Home office es cada vez más común y no me van a dejar mentir que todo cambia, hablando de la rutina, hábitos, incluso los horarios y más teniendo el refrigerador a unos pocos pasos, éste se convierte en una gran tentación que aumenta la posibilidad para subir de peso.

Siguenos en Spotify

Y es que al trabajar desde casa dejas de tener fijos los horarios destinados para comer y sucede con regularidad que dejas pasar la comida y después lo quieres compensar con porciones abundantes de comida para la cena.


En estos tiempos de pandemia ésta situación se ha multiplicado en gran parte de la población laboral, por ello “La asociación de Medicina para la Obesidad” (OMA por sus siglas en inglés) ha dado algunas recomendaciones que pueden servirte no sólo si trabajas desde casa, sino simplemente si realizas cualquier tipo de actividad en ella.


Aquí te dejamos 7 puntos que pueden parecer obvios, pero son importantes enumerar.

1.- Un lugar lejos de la cocina.


Puede parecer algo absurdo, pero resulta de mucho provecho alejar tu sitio de trabajo de aquella fuete de tentación que puede ser la cocina y el refrigerador.

2.- Haz lo mismo que haces en tu oficina.

La idea es llevar los hábitos para comer lo más parecidos que en la oficina, destinando horarios rigurosos para el desayuno, almuerzo, la comida y alguna colación. Esto te va a ayudar a disciplinar a tu organismo para no estar comiendo a deshoras o durante todo el día.

3.- Procura comer alimentos balanceados.


Trata de sacar de tu dieta alimentos con grasas saturadas o procesados, como papas fritas, chocolates, azúcar excesiva y cámbialos por fruta, ensaladas, carne con poca grasa y también te ayudará mucho controlar las porciones de comida que ingieres.

4.- Bebe mucha agua


Lo que si puedes aprovechar al trabajar en casa es la cercanía del sanitario y tomar bastante agua, algo así como 2 litros diarios, eso te ayudará enormemente a limpiar tu organismo sentirte bien, además de deshacerte de los dolores de cabeza u otras molestias por deshidratación, aclaremos que no estamos hablando de refrescos o aguas azucaradas en este punto.

5.- Reduce la ingesta de cafeína


Sabemos que una de las bebidas más recurrentes cuando trabajas en casa es el café, pero no es nada recomendable beberlo indiscriminadamente, de hecho lo recomendable es moderar las tazas que ingieres ya que el abuso de éstas puede provocarte ansiedad, palpitaciones excesivas, alteración del sistema nervioso y hasta irritación del sistema digestivo.

6.- Destina un horario fijo para comer


Tener el hábito de comer en horarios específicos en un sitio destinado para ello es la clave para regular tu metabolismo y mantener un peso adecuado, el cuerpo humano aprende aprovechar esta rutina, además que lo mejor es destinar un tiempo para comer y distraerte de las labores que realizas por largos periodos.

7.- Evita comer comida chatarra


Este punto es muy importante, el darte gusto con pequeños antojos no está del todo mal, el problema es cuando estos conforman la mayor parte de tu dieta y es fácil que suceda esto y termines comiendo mayores cantidades de estos “pequeños antojos”

Recuerda seguirnos en Facebook Twitter Instagram y YouTube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here