Existen leyendas dentro de la música que han marcado a los artistas o agrupaciones a las que se les atribuye estos mitos, el día de hoy les hablaré de uno de los más raros que puede existir, y es que hubo un hombre llamado Robert Johnson, que se dice le ofreció su alma al diablo, pero ¿Por qué lo haría?, ¿Que lo llevaría a recurrir a tan perturbadora decisión? , ¿Por qué seria tomado como una historia de verdad?.


Se tiene la información de que nació en Mississippi, Estados Unidos en el año de 1911, sin embargo, no sabemos si es un dato real, Robert en su infancia fue amante de la música, tocando el arpa y la armónica, aunque creció para convertirse en un bluesman y créanme que se convirtió en uno de los mejores de la historia.

Siguenos en Spotify

Robert Jonhson
Robert Jonhson


Los que tuvieron la oportunidad de conocerlo al principio de su carrera, comentaron que era un hombre que honestamente no tenía las habilidades adecuadas para ser un cantante de blues de calidad, su desempeño era muy bajo, y no podía llegar a ser considerado como uno de los grandes de su tiempo.

La Leyenda


Un día Johnson desapareció de la nada, se dice que se ausentó por meses, casi un año para regresar con una sorpresa, solo para demostrarle a todos que estaban equivocados.


El joven bluesista daría sus mejores presentaciones después, tocaba como si tuviera cuatro brazos, sus dedos hacia magia al acariciar las cuerdas de su guitarra, una voz que hipnotizaba a sus oyentes y unos ojos que parecían estar poseídos por algo que no era de este mundo, pero ¿Cómo aprendió tan rápido?, fue justamente ahí donde iniciaba el mito que lo perseguiría hasta el día de hoy al “Abuelo del Rock” como se le es conocido también.


La leyenda es más o menos así: Se dice que en un cruce entre Highway 61 y la 49 en la pista Clarksdale, Robert haría un trato, algo que el dinero no sería capaz de negociar, ser el mejor tenía un precio muy alto y él tenía el valor para pagarlo, así que se arrodillo y aceptó dar su alma al diablo a cambio de tocar y cantar como nadie, aquel trato había sido consumado con la noche y su guitarra como testigos, después en el escenario eran dos las personas que tocaban, Johnson y El Diablo.

Robert Jonhson
Robert Jonhson


Moriría a una edad temprana, de hecho él fue el fundador de “ El club de los 27”, a causa de un envenenamiento, dejando tan solo 29 canciones de su legado, siendo inspiración para grandes músicos que aún tocan sus temas, como “Crossroad” o “Me and The Devil Blues” donde las letras hacen creer que el mito es verdad.


Y tú, ¿Por qué le venderías tu alma al diablo?

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y suscríbete a nuestro canal de YouTube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here