El gran ídolo de México

Pedro Infante nació un día como hoy pero de 1917 en Mazatlán, Sinaloa; un icono del cine y la música en México.

Fue uno de los artistas mas queridos del país durante sus años en activo y después de muerto sigue siendo recordado y querido por el pueblo mexicano.

Siguenos en Spotify

Su debut como actor fue en 1939, en la película titulada «En un burro tres baturros» dirigida por José Benavides Jr.

Desde ese momento, generó un gran interés en todo el país, siendo el primer paso para una de las carreras cinematográficas más importantes en México.

Una emisora de radio local, la XEB, permitió a Pedro Infante iniciar modestamente su carrera como cantante hasta que, en 1943, consiguió grabar su primer disco.

El despegue de una estrella

Una estrella con un gran virtuosismo

Con la película de comedia «Jesusita en Chihuahua», en 1942, se constituyó una nueva revelación del talento interpretativo de Pedro Infante; quien personificaba a Valentín Terrazas, valiente sinvergüenza que se juega la vida por la mujer a la que desea y que termina por enloquecerlo de amor.

En «La razón de la culpa», filme también de 1942, representó por única vez en su carrera, el papel de «gachupín»; los resultados en tal papel dejaron bastante que desear.

Para 1943, fue contratado para la película «La feria de las flores», la voz del protagonista Antonio Badú; estuvo en la melodía que dio título a la producción.

Pedro Infante simpático y natural

En Tizoc con la gran María Félix

La naturalidad y simpatía que impregnaba en su trabajo constituyo un éxito inmediato, razón por la que comenzaron a lloverle las ofertas.

Pedro Infante se convirtió así, muy pronto, en el galán y cantante favorito del cine nacional.

Estuvo nominado al Premio Ariel a Mejor Actuación Masculina y ganador al de Mejor Actor en el Festival de Cine de Berlín, ambas, por su actuación en la película «Tizoc».

Carismático y talentoso, supo ganarse el cariño y respeto de todos los mexicanos; su participación en filmes como en “A toda máquina”; «Que te a dado esa mujer»; lo encumbraron en lo más alto de la época del Cine de Oro.

La muerte de un ídolo

En los tres Huastecos

Sin lugar a dudas Pedro Infante es una de las figuras más emblemáticas del cine en México; tristemente el 15 de abril de 1957 falleció víctima de un terrible accidente aéreo.

Aquel trágico abril, Pedro Infante perdió la vida a la edad de 39 años, «El Ídolo de México», se encontraba en la cúspide de su carrera, cuando la muerte lo requirió.

Ese día Pedro Infante abordó en el aeropuerto de Mérida, un avión carguero en el que viajaban; Víctor Manuel Vidal Lorca como piloto, el actor como copiloto y Marciano Bautista que era el mecánico.

Aficionado de la aviación, Pedro Infante contaba con casi tres mil horas de vuelo, tan solo habían pasado unos minutos del despegue cuando la nave se desplomó desde unos 20 metros de altura, estrellándose en el patio de una casa en Mérida.

Una mujer que lavaba ropa y su hijo fueron otras víctimas de la tragedia.

Hasta la fecha, sus películas y su música son parte de un catalogo que no deja de ser escuchado y visto por el pueblo mexicano.

Fuentes: Biografía y vidas, Marca, Wikipedia

Visita las redes sociales de Titanio Records: Facebook, Instagram y Twitter

Suscríbete al canal de YouTube y activa la campanita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here