Mercedes Sosa nació el 9 de julio de 1935 en San Miguel de Tucumán, provincia de Tucumán, en Argentina

La voz de una niña prodigio

Siguenos en Spotify

Como dato curioso, Mercedes Sosa nace el día que se celebra la Independencia de Argentina y que el texto que declaró independiente al país se firmó en Tucumán.

Su padre, un obrero de la industria azucarera, trabajaba en el ingenio Guzmán; mientras que su madre trabajaba de lavandera para familias más acomodadas.​

Titanio Records

Sus padres habían acordado nombrarla Marta Mercedes, pero en el registro civil, su padre lo cambió por Haydeé Mercedes. Pese a ello, su madre, su familia y sus seres cercanos nunca utilizaron el nombre legal y siguieron llamándola Marta, sin «H».

Marta Mercedes o La negra

«Como es lógico, en mi casa mandaba mi papá, pero claro, como es lógico, siempre se terminaba haciendo lo que quería mi mamá».

«Y entonces todos desde que me recuerdo me vienen llamando Marta. Soy la Marta, y me gusta mucho más ser la Marta que Mercedes Sosa; Esto nadie lo cree, pero es así… Al final, puertas adentro las cosas son como las madres quieren, y puertas afuera son como la gente manda. En mi casa definitivamente soy la Marta. Para la gente definitivamente soy la Negra».

Sus primeros años en el canto

La negra, voz de de Latinoamérica

A sus 15 años, Mercedes Sosa quedo al cuidado de sus hermanos pues sus padres, siendo peronistas aprovecharon un tren gratis a Buenos Aires para celebrar el Día de la Lealtad Peronista.

Ese día en la escuela faltó la profesora de canto y la directora le pidió que cantara el Himno nacional y que tenía que ponerse adelante y cantar bien fuerte, para que todos me siguieran.

La tucumana que cautivo a los argentinos y a Latinoamérica

Ese día también faltó la profesora de labores y fue con sus a LV12, (Estación de radio Argentina) donde había un concurso.

Sus compañeras le animaron para cantar y por temor a que se enterara su papá, se hizo llamar Gladys Osorio.

«Triste estoy», de Margarita Palacios, fue la canción con la que participo; cuando terminé, el dueño de la radio me dijo: «El concurso concluyó y lo ganaste vos».

Su padre descubrió que cantaba sin su permiso

Así siguió cantando hasta que un día, su papá la descubrió, le hizo llegar donde el estaba y dijo algunas palabras:

¿Le parece bonito eso de andar metiéndose en la radio? ¿Eso es lo que hace una señorita criada para ser decente? Gladys Osorio, venga, acérquese… ¿Tengo que felicitarla? Míreme a los ojos ¡Que me mire a los ojos le digo!. Mercedes Sosa.

Desde entonces se dedicó al canto, aunque siempre sentía un enorme pánico escénico cuando cantaba en público.​

Referentes musicales de Mercedes Sosa

Margarita Palacios, un referente para La Negra

En aquellos años, los referentes musicales de Mercedes Sosa eran Margarita Palacios y a Antonio Tormo; el cantante que masificó la música folclórica en la Argentina.

El Festival Cosquín Folk de Argentina, le cambió la vida en cuando el 31 de enero de 1965, el cantante Jorge Cafrune la invitó a subir al escenario.

Su improvisada actuación recibió tal ovación que le llovieron los contratos a partir de ese momento así Mercedes Sosa se convertiría en la estrella del folklore argentino.

Mercedes Sosa en el Festival Cosquín Folk de Argentina

Mercedes Sosa fue pionera del movimiento Nueva Canción, un estilo de música con conciencia social y que florecieron por primera vez en la década de los años 60.

A lo largo de su carrera publicó más de 70 álbumes de estudio, grabaciones en directo y recopilatorios; realizó colaboraciones musicales con artistas de otros géneros como el tango, el pop y el rock.

Disfrutó de su mayor éxito con canciones como: Al Jardín de la República, Canción con todos, Alfonsina y el mar, Gracias a la vida, Como la cigarra, Zamba para no morir, Solo le pido a Dios, La maza, Todo cambia, Duerme negrito o Calle angosta, entre muchas otras.

Mercedes Sosa y su carácter forjado en la pobreza

Mercedes creció en la pobreza

Creció en la pobreza, pero el mestizaje del que provenía le forjó un carácter que le permitió soñar antes de hacer suya la palabra olvidada de los pueblos indígenas, de las mujeres, de los trabajadores y de los niños.

Con su canto logró un grito colectivo de dignidad que se extendió con su música y que supone un legado vivo en todo el mundo.

Con su único hijo Fabián Matus

Su primer álbum lo grabo en 1962 y comenzó a hacerse popular en toda América del Sur gracias a su voz expresiva y a la letra de las canciones que interpretaba sobre los problemas cotidianos y la reivindicación de derechos de los más desfavorecidos.

En 1963, Mercedes Sosa lanzó el Movimiento del Nuevo Canto junto a su esposo Óscar Matus, y artistas como Armando Tejada Gómez, Tito Francia entre otros.

El folklore de la negra

En 1965 consiguió el reconocimiento que merecía por su calidad artística en el Festival Nacional de Folklore de Cosquín sin participar.

Gracias a la generosidad del cantante Jorge Cafrune, el pueblo argentino pudo conocer a esta maravillosa cantante cuando la invito a subir al escenario.

Una estrella de nivel mundial

Esa ocasión marcó el nacimiento de la gran artista popular en que después se convirtió en una estrella a nivel mundial.

A pesar de haber sufrido siempre pánico escénico al actuar en público, Mercedes Sosa jamás dejó los escenarios.

La voz que el gobierno nunca pudo callar

En 1976 los militares tomaron el poder en Argentina e instauraron la dictadura prohibiéndole cantar.

Fue detenida sin cargos y con una gran presión internacional para que quedara en libertad, en 1979 decide exiliarse, primero en España y luego en Francia.

El regreso de Mercedes a Argentina

Luciano Pavarotti y La negra

Mercedes Sosa regresó a Argentina en febrero de 1983, cuando la dictadura agonizaba y después de la guerra de las Malvinas.

Realizó 13 conciertos históricos en un repleto Teatro Ópera de Buenos Aires, que se convirtieron en un acto cultural a favor del cambio político.

Este hecho significó la renovación de la música popular argentina, al incluir temas y músicos provenientes de diferentes corrientes musicales como el tango y el rock.

Gordon Matthew (Sting) y Mercedes sosa

Mercedes Sosa colaboro con artistas fuera de América, como Luciano Pavarotti, Sting, Andrea Bocelli, Nana Mouskouri y Joan Báez.

Joan Báez la describió como “una cantante brillante con un tremendo carisma que es a la vez una voz y una persona; ella es, simplemente, la mejor”.

Innumerables reconocimientos

Logró innumerables reconocimientos y premios no solo por su arte, sino también por su compromiso con los derechos humanos: entre ellos, el Grammy Latino a la mejor grabación folclórica en los años 2000, 2003 y 2006.

Fue Embajadora de Buena Voluntad de la Unesco para Hispanoamérica y el Caribe.

Hasta siempre Mercedes Sosa

El 18 de septiembre de 2009 Mercedes Sosa fue hospitalizada en Buenos Aires debido a una disfunción renal complicada por un problema hepático. 

La voz de Latinoamérica se apago

El estado de salud de la artista, de 74 años, fue empeorando hasta fallecer en la madrugada del 4 de octubre.

Sus restos mortales fueron velados en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio del Congreso argentino y su familia publicó una carta tras su fallecimiento dirigida “a todos”, en la que la propia artista invitaba a celebrar la vida y a cantar en su despedida.

Adiós a la Gran Mercedes Sosa

Se decretaron tres días de luto nacional y la referencia de la voz, en Argentina y en Hispanoamérica, fue incinerada, según su propio deseo, para esparcir sus cenizas en tres lugares amados por ella: Tucumán, Mendoza, y la ciudad de Buenos Aires.

Todos los países hispanoamericanos, a través de sus dirigentes, recordaron, homenajearon y decretaron días de luto por el fallecimiento de Mercedes Sosa y por su contribución a la esperanza de los más vulnerables y a la construcción de un mundo mejor y más justo.

Visita las redes sociales de Titanio Records: Facebook, Instagram y Twitter

Suscríbete al canal de YouTube y activa la campanita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here