Los Monstruos del Rock Mexicano, un concierto que se celebro con gran éxito el pasado domingo primero de mayo en el Rodeo Texcoco, donde bandas de gran calidad se presentaron con todo su poder.

Un domingo donde el Rodeo Texcoco abrió sus puertas al medio día para que la banda empezara a colocarse al rededor del escenario; desde ese momento comenzaron a disfrutar del Rock & Roll a cargo de Organización Pachuko.

Con el corazón lleno de buen Rock & Roll, la fiesta comenzó con la participación de los grupos La Raza, Poeta Urbano y Perro Callejero; bandas que dejaron todo en el escenario y que el publico les agradeció con aplausos y gritos su participación.

Eufórica la banda recibió con una ovación a Juan Hernández y su Banda de Blues; empezaron tocando «Tlatelolco Místico», con una dedicatoria muy especial a todas las mujeres del Rock Mexicano.

Pero llego el momento de Mara que nos hizo viajar en el tiempo y recordar aquellos años del Glam Rock y al buen Charlie Montana que desde el cielo coreaba loas rolas que en algún tiempo tocara con sus compañeros.

Avanzada la tarde llego el Thrash/Death Metal de Leprosy, liderada por Alberto Pimentel y quienes pusieron a todos los asistentes a realizar un Slam masivo con toda esa energía derrochada en el escenario.

Los consentidos de la banda, Sam-Sam, hicieron su aparición en la tarima y la banda se les entrego con gritos eufóricos y aplausos; les siguieron Hazel, quienes hicieron cantar a todos los que estábamos presentes todo su setlist en especial «Inhalando Amor».

Los Monstruos del Rock Mexicano transcurría con toda la energía de la banda

La tarde transcurría y hacia presencia Exousia, una banda de metal mexicano que llego con un mensaje positivo para todos en el rodeo Texcoco; con una combinación que nos llevo de lo extremadamente brutal a la tranquilidad de algunas de sus melodías.

El Punk y el Hardcore se hacia presente con MASS TERROR, una banda proveniente de California con un poder impresionante; seguidos de Garrobos, banda mexicana de Hardcore, Punk y Metal que son una garantía para prender a la banda y que se haga el Slam.

Entonces llego el turno de Interpuesto, quien tuvo como invitado al cazafantasmas Carlos Trejo, que tras ser; abucheado por la banda se dedico a tocar la guitarra y el publico se olvidaría de su presencia dedicando su energía a entonar cada canción de la banda.

El siguiente turno fue para el padre padrino de los cráneos rapados y los pelos bien parados; el Síndrome del Amaya, quien con su música armo un Slam apoteósico.

Y porque la banda merecía un cierre con fuerza en Los monstruos del Rock Mexicano; llego Transmetal con el poder del metal para que los asistentes desataran esa furia en un Slam.

Ya avanzada la noche, llego el turno de La Banda Bostik con los clásicos gritos del Guadaña alentando a la banda para resistir ante el cansancio de todo un día en Los Monstruos del Rock Mexicano.

Cerrando el día, Liran’ Roll subió al escenario para deleitar a la banda con todos sus éxitos; despidiendo a todos los asistentes de una edición mas de Los Monstruos del Rock Mexicano.

Fotografías: Gloria Rojas, Héctor Matamoros

Visita las redes sociales de Titanio Records: Facebook, Instagram y Twitter

Suscríbete al canal de YouTube y activa la campanita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here