Humillados y asesinados en Tlatelolco 1968

Humillados y asesinados en Tlatelolco 1968, la Matanza de Tlatelolco, comenzó con una pelea de estudiantes en la Ciudad de México el 23 de julio de 1968, granaderos intervinieron golpeando a decenas de estudiantes y maestros.

Los estudiantes fueron perseguidos hasta las escuelas donde buscaban refugio pero la agresión fue brutal.

Estudiantes golpeados

Días después, estudiantes organizaban una marcha contra la fuerza excesiva pero la represión se haría presente nuevamente.

Represión a una Autonomía

Siguenos en Spotify

Violación a la autonomía universitaria

Mientras el Movimiento Estudiantil crecía exponencialmente, el IPN, la UNAM y otras universidades se declararían en huelga, mientras el ejercito tomaría sus instalaciones tratando de contener el movimiento ya organizado como Consejo Nacional de Huelga.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México Javier Barros Sierra, renunció en protesta por la violación a la autonomía universitaria

La matanza en Tlatelolco

Díaz Ordaz ordeno la “Operación Galeana”. Su Gobierno infiltró a agentes y soldados en la protesta estudiantil (Jóvenes que vestían de civil y portaban guantes blancos) y ordenó la movilización de tres contingentes del ejército en zonas cercanas a la Plaza.

Eran las 18:10 horas cuando los tanques y los helicópteros empezaron a verse en la plaza, bengalas rojas comenzaron a ser lanzadas a la explanada.

Sueños truncados por una partida de animales

Fuerzas armadas y miembros del ejército mexicano comenzaron a disparar a sangre fría contra casi 8.000 estudiantes, profesores, obreros y campesinos.

Entre ráfagas de balas, lluvia y ríos de sangre, mujeres con niños, estudiantes y todo asistente a la plaza corrían a los edificios de la unidad Tlatelolco a buscar refugio.

Esa noche, Díaz Ordaz logró desarmar el movimiento estudiantil, sueños y vidas quedaron cortadas de tajo, pero al Gobierno no le importó.

Un Diaz Ordaz Orgulloso

Un orgulloso Diaz Ordaz

Los movimientos sociales de 1968 en Francia, Estados Unidos, España, la antigua Checoslovaquia, Italia, Gran Bretaña, China y México se dieron en medio de un ambiente de Guerra Fría y caza de brujas por el comunismo.

El presidente Gustavo Díaz Ordaz consideraba que se trataba de una sublevación comunista y no estaba dispuesto al diálogo, se mostró intolerante y violento.

Humillados y asesinados por el gobierno

El 12 de octubre, los ojos del mundo ya estaban puestos en México y ante las cámaras el país se mostraba “feliz” y “de fiesta” con la inauguración de los Juegos Olímpicos.

Un Diaz Ordaz orgulloso se mostro ante el mundo, con unos juegos olímpicos manchados de sangre.

«2 de octubre no se olvida»

Visita las redes sociales de Titanio Records: Facebook, Instagram y Twitter

Suscríbete al canal de YouTube y activa la campanita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here