El Mictlán, origen del día de muertos y la música, una celebración a quienes cruzaban los nueve niveles hacia el inframundo.

Los mexicas hacían un viaje después de morir hacia el Mictlán, a través de los nueve niveles del inframundo, verticales y descendentes, era un camino largo y peligroso .

Plebeyos y nobles tenían que superar estos niveles para alcanzar el descanso eterno.

Los niños, mujeres y guerreros iban directamente al cielo, pues la muerte no discrimina a nadie.

Mictlantecuhtli y Mictlancihuatl, son las deidades del inframundo que anuncian la terminación de nuestros pesares.

El Icnocuícatl, poesía de los mexicas a sus muertos.

Siguenos en Spotify

El Icnocuícatl era un género poético que los mexicas usaban para despedirse de sus muertos y encontrar resignación hasta volverlos a encontrar en el Mictlán

“Aquí nadie vivirá por siempre, aun los príncipes a morir vinieron,
los bultos funerarios se queman, que tu corazón se enderece,
Aquí nadie vivirá para siempre”.

«Oh hijo, ya has pasado y padecido los trabajos de esta vida. Ya ha sido servido nuestro señor de llevarte. Porque no tenemos vida permanente en este mundo y, como quien se calienta al sol, es nuestra vida. Nuestro señor nos hizo merced que nos conociéramos y conversáramos los unos con los otros en esta vida y ahora, al presente, ya te llevó Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl ya te puso su asiento. Porque todos nosotros iremos allá y aquel lugar es para todos y es muy ancho y no habrá más memoria de ti. Y ya te fuiste al oscurísimo lugar que no tiene luz, ni más de volver y salir de allí y tampoco más habrás de tener cuidado y solicitud de tu regreso».

No importa quién seas ni qué hayas hecho, también te llegará la muerte.

Las palabras del Rey poeta. Nezahualcóyotl.

Canto a los muertos hasta el Mictlán

La importancia de los cantos en las ceremonias de la cultura náhuatl prehispánica fue tal que la palabra miccacuicatl (canto de muertos), se volvió el término que llegó a designar el aparato mortuorio.

El canto mortuorio se arraiga en el llanto, en el grito y en última instancia en un sonido despojado de cualquier inflexión afectiva.

Esto se debe quizás al hecho de que un canto puede ser la variante modulada de un grito de dolor.

La gestación del ser en el inframundo y el sonido del caracol con el fin de crear al hombre, Quetzalcóatl, a petición de los demás dioses, desciende al Mictlan, para traer los huesos-jade (chalchiuhomitl) que atesora Mictlantecuhtli, el señor que rige el destino de los mixtecas.

«Tla xoconpitza in motecciz. Auh nauhpa xictlayahualochti in nochal-chiuhteyahualco».

«Sopla en tu caracol. Y cuatro veces dale vuelta a mi círculo de jade».

El Mictlán y el retorno de las animas

La mezcla del olor a veladora, flor de cempasúchil y comida colocados sobre las ofrendas y tumbas en los cementerios mexicanos, dan inicio al retorno transitorio de las animas al mundo de los vivos para convivir con sus seres queridos.

Entre incienso, calaveras de azúcar, pan de muerto, la comida y la bebida favorita de nuestros difuntos, no puede faltar su música, Banda, Norteños, Boleros, Salsa, Rock etc. transforman la ausencia y el dolor en una verdadera fiesta.

Desde tiempos prehispánicos la música a sido primordial para venerar a los muertos.

Algunos de los autores que le han compuesto a la muerte son: Tomas Méndez (la Muerte), Oscar Chávez (Tristísimo Panteón), José Esquivel Pren (Para cuando muera), Anónima (Romance del enamorado y la muerte), Enrique Rangel (Dame la muerte chiquita) Juan Gabriel (Amor Eterno), entre muchos otros mas.

El amor y el dolor tienen una canción perfecta. ‘La Llorona’: la desgarradora canción mexicana que le dio la vuelta al mundo

La canción de La Llorona es una de las canciones más populares, sobre todo por interpretaciones de Óscar Chávez o Chavela Vargas.

El reconocimiento de la UNESCO

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaró en 2008 esta festividad como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El Día de Muertos se considera una celebración a la memoria y un ritual que privilegia el recuerdo sobre el olvido.

La celebración del Día de Muertos varía en cada estado, municipio y pueblo, sin embargo en todo el país tiene un mismo objetivo, reunir a las familias para dar la bienvenida a sus seres queridos que vuelven del más allá.

Visita Titanio Records en sus diferentes plataformas digitales: Facebook, Istagram, Youtube, y Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here