El Highway Hi-Fi Phonograph

Chrysler corporation tratando de ganar esa guerra comercial con Ford, introdujo el prototipo de discos de vinilo en sus autos el 12 de octubre de 1955.

El vehículo típico de 1950 era 300 dólares más caro que la versión de 1940, aun así la producción se había duplicado.

Siguenos en Spotify

Grandes firmas de lujo como Cadillac; pasaron de fabricarse a mano para un público objetivo de clase alta; a producirse en masa y a un precio más accesible.

Después de la guerra, la sociedad quería poseer lo último en tecnología; nunca se imaginaron que en el siglo XXI quitaríamos el polvo a los objetos de nuestros abuelos para lucirlos con orgullo.

Alta tecnología para ganar la guerra comercial con Ford

Los fabricantes tenían serias restricciones para adquirir materias primas que avivaran la producción.

Fue en 1954, después de que se firmara el Armisticio en Panmunjom; un tratado de no agresión actualmente vigente; firmado por Corea del Norte y Estados Unidos el 27 de julio de 1953;

Entonces comenzaría una guerra de precios entre Ford y Chevrolet, lo que hizo reaccionar a la industria.

Así que Chrysler decidió añadir a sus modelos más exitosos lo que nadie antes había hecho; un fonógrafo para escuchar vinilos en el automóvil.

El gran Muhammad Ali y su afición por los mejores autos

Para 1955, la industria automotriz norteamericana tuvo uno de sus mejores años uno de los mejores años en la historia, estableciendo un récord de producción con más de 8.300.000 unidades.

Chrysler presentó modelos totalmente nuevos diseñados por Virgil Exner, diseñador de los Studebaker.

Basado en el Chrysler K-310 de 1951 o el Chrysler D’Élégance de 1952, se planeó una nueva línea de vehículos que incluían las marcas; Plymouth, Dodge, DeSoto, Chrysler e Imperial.

Chrysler introduce el tornamesa 1956

DeSoto, Dodge y Plymouth los primeros en tener este sistema

Así fue como Chrysler introduce en 1956, en sus modelos DeSoto, Dodge y Plymouth un reproductor de vinilos instalado justo encima del túnel de la transmisión.

Este ingenioso tocadiscos se fabrico por Columbia; escondido tras una pequeña puerta, compartía los controles de volumen con la radio y mediante un botón se elegía que música se deseaba escuchar; si la procedente de la radio o la del tocadiscos.

El sistema de sonido conocido como Highway Hi-Fi; lo desarrollo CBS Electronics, y utilizaba como mecanismo de lectura una aguja.

45 minutos de música por lado

Los registros para el sistema fueron fabricados exclusivamente por Columbia Special Products; y podían contener aproximadamente 45 minutos de música por cada lado.

A pesar de estar localizado en un estuche a prueba de golpes, las irregularidades de la carretera hacían que no fuera un reproductor viable; se rompía con facilidad y no gozó de éxito comercial.

En 1959 se dio por muerto el invento, aunque un año después Chrysler hiciera un último intento con otra unidad fabricada por RCA, que obtuvo un discreto éxito durante 12 años.

Las irregularidades del asfalto un gran problema

El asfalto era un problema insalvable; no fue hasta 1968 cuando Chrysler ofreció un magnetoscopio de ocho pistas en un coche.

De haber rodado por carreteras de cristal, hoy en día las nuevas generaciones los hubieran rescatado para mejorarlos e imponerlos como un indispensable en cualquier coche vintage.

Visita nuestras redes sociales: Facebook, Instagram y Twitter

Suscríbete al canal de YouTube de Titanio Records y activa la campanita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here